Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

... por precio

* A la venta en pesos

... por nombre



El Valle, cuna de cascadas y barrancas , antaño zona de siembra, ahora es barrio residencial por excelencia de los tepostizos: todo aquel que venga de fuera. En Atongo se albergan scouts, ancianos, intelectuales, sanadores, niños, amigos y artistas... Aquí encuentran gusto los sibaritas, los holisticos y los que quieren que sus hijos vivan Tepoztlán desde el Café Mozart y la balada en caballo.

Atongo posee vistas espectaculares de la cordillera Norte en primer plano y sur en perspectiva.  Se presume que ahí está el ombligo del pueblo... desde donde puede uno acceder a todos lados,  por veredas y caminos, que nunca acaban...

Por aquí predominan los muros de piedra y de adobe, calles silentes, casi vacías. Por ahí un camino de tierra, una cerrada; un bado o un puente, la barranca, una camino serpenteante de sabinos, un campo de calabazas. Un portón tras otro, bajo un techo verde de árboles que brotan espectaculares por la abundancia de agua.

Y, en un rinconcito, luce esta hermosa fuentecita, casi escondida entre los ahuehuetes gigantes que vienen bordeando al río de Atongo.

Aquí los sapos, las mariposas, las chicharras, las luciérnagas y los niños se reúnen y con su algarabía acompañan a los personajes que la habitan.