Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

... por precio

* A la venta en pesos

... por nombre



En la mira del Cerro del Zacate y el Cerro del Juego de la Pelota, descansa Santo Domingo Ocotitlán, a una altitud media de 2,072 metros sobre el nivel del mar. El camino serpenteante para llegar desde el crucero con el camino a Amatlán, va anticipando toda la belleza que aguarda allá arriba.

La gente aquí tiene orgullo de su historia rebelde. Desde ahí, por Milpa Alta se llega a la Ciudad de México por caminos secretos y se dice que un túnel lo conecta con el exconvento de Tepoztlan. Los zapatistas lo escogieron como uno de sus escondites preferidos.

Aquí la montaña surge espléndida y resguarda el hogar del Amate: Clalamatlán y las grutas de Tepepatlaxco, donde habitan los Dioses antiguos. Desde aquí llega uno al corazón de la tierra,según oí decir.

Pero nada como el olor a ocote allá en Ocotitlán.